Slick Rick - The Great Adventures of Slick Rick

Pese a estar en el podio de los estilos más escuchados dentro de la música pop hoy en día, donde la radiofórmula y los estribillos pegadizos son necesarios, el rap sigue siendo un género vinculado al arte de contar historias. No son pocos los estudios antropológicos que reconocen la conexión entre el Hip Hop y la tradición oral de los griots africanos, la cual debido a la esclavitud se extendería más allá del continente y serviría de semilla para el posterior desarrollo y transmisión de historias, tanto relatadas como cantadas. Junto con el desarrollo de nuevos estilos musicales a lo largo del siglo XX, tales como el jazz, pasando por el blues, el funk o el soul, por mencionar algunos, la tradición de contar historias jamás se perdió.

Desde los Last Poets hasta cuando Chuck D calificó el rap como “la CNN de los negros”, el storytelling siempre ha sido una parte fundamental dentro del Hip Hop. Pero no cabe duda de que hay un MC que tiene la corona (literalmente) si hablamos de contar historias. Y ése no es otro que Slick Rick.

LDN - NYC

Richard Martin Lloyd Walters nació el 14 de enero de 1965 en el sudeste de Londres en el seno de una familia de origen jamaicano. Con tan solo 18 meses de edad sufrió un accidente que le dejaría secuelas de por vida: una ventana se rompió justo a su lado y la mala fortuna quiso que un cristal le diera de pleno en su ojo derecho, dejándolo para siempre sin visión en éste. Semejante trauma tuvo un gran impacto en el joven Richard, convirtiéndolo en un chaval tímido y acomplejado que a menudo decidía no participar en deportes o juegos al aire libre en los que su ojo estuviera expuesto, prefiriendo quedarse en casa escribiendo historias o pintando.

En 1976, con 11 años, Richard y su familia emigraron a Nueva York y se asentaron en la cuna del Hip Hop, el Bronx. Allí Richard iba a encontrar una nueva atmósfera y un nuevo movimiento que encajaba a la perfección con su forma de percibir el mundo. Al cabo de un tiempo comenzó a ir a clase al instituto Fiorello H. LaGuardia, especializado en artes escénicas y visuales (¿te suena la serie de los ochenta “Fama”? La escuela donde se desarrolla la acción está inspirada en este centro). Ahí conoció Richard a Dana McLeese, conocido como Dana Dane, un joven de Brooklyn con el que conectó en seguida. A los dos muchachos les gustaba contar historias con un toque ácido y ambos tenían una gran afición por la moda. Así, decidieron unirse en grupo y formaron The Kangol Crew, en honor a la mítica marca de sombreros, y comenzaron a actuar en parques, fiestas y pequeñas competiciones musicales.

En una de estas competiciones, Richard dejó boquiabierto a Douglas E. Davis, conocido como Doug E. Fresh. Éste se quedó asombrado ante la capacidad para contar historias y el ingenio del tipo que no se quitaba las gafas de sol para así esconder su ojo derecho; pensó que estaba ante una especie de comediante con flow. Fresh no se lo pensó dos veces y lo invitó a formar parte de su grupo, The Get Fresh Crew, invitación que Richard, ahora conocido como MC Ricky D, aceptó. Fresh ya había tenido contacto con la industria musical y junto con su Get Fresh Crew recién estrenaba contrato con Reality Records. Estaba claro lo que había que hacer: grabar un single. Así que se pusieron manos a la obra y crearon “The Show”, un track en el que Doug E. Fresh y MC Ricky D conversan entre ellos durante casi siete minutos antes de salir al escenario. ¿El resultado? Récord de ventas y éxito sin precedentes del género en Europa.

Pero si “The Show” fue el éxito del momento, la cara B del single fue el éxito para la posteridad. Doug E. Fresh y MC Ricky D grabaron el tema “La Di Da Di” para apoyar el single anteriormente mencionado, pero no sabían que iban a dar lugar a un himno, un símbolo. En este track Fresh hace de human beatbox y Ricky D se encarga de poner la lírica con su característico estilo guasón. Estos dos temas bastaron para que un jovencísimo Russell Simmons contactara con MC Ricky D para llevárselo a su sello recién fundado, Def Jam. Ricky D pasó a llamarse Slick Rick, a usar un parche para cubrir su ojo derecho y así comenzaron sus fantásticas aventuras en solitario.


Las aventuras del tipo del parche

El uno de noviembre de 1988 salió a la calle “The Great Adventures of Slick Rick”. El disco abre con el tema “Treat Her Like a Prostitute”, en el cual Slick quiere advertirnos de que no confiemos en las relaciones de pareja de buenas a primeras. La moraleja que Slick nos quiere hacer llegar es buena, pero el modo en el que la transmite es abiertamente misógino y en opinión del que escribe estas líneas es bastante desafortunado que alguien con el ingenio y la capacidad de Slick Rick decidiera no solo incluir el tema como tal, sino abrir el álbum con él, pues no estamos ante un álbum de gangsta rap en el que ya cupieran esperar ciertas actitudes. En segunda posición nos encontramos con “The Ruler’s Back”, producido ni más ni menos que por Jam Master Jay. Slick abre el track imitando un acento inglés antiguo, como si de las aventuras de Robin Hood se tratara, para acto seguido dar entrada al beat y fluir sobre el ritmo chuleando con ingenio. Jam Master Jay samplea el clásico “hit it!” de “La Di Da Di” para el estribillo.

Seguidamente nos topamos con una de las canciones más icónicas de Slick Rick y de la historia del Hip Hop: “Children’s Story”, posiblemente el ejemplo más claro de storytelling, Escogido como segundo single del álbum, aquí Slick cuenta una historieta a sus sobrinos antes de dormir acerca de unos muchachos que se aficionan a robar, hasta que un día topan con un detective y uno de ellos acaba muerto. Bastante drástico si nos paramos a reflexionar, (de hecho en el outro del tema los niños se cuestionan si su tío Rick está colocado), pero como siempre, el MC nos trae alguna moraleja. La instrumental está producida por el propio Slick Rick y si no conocías este tema, posiblemente la hayas escuchado en el single de Montell Jordan de 1995 “This Is How We Do It”. Curiosamente, Slick Rick ostenta una nominación a los Grammy por este tema y no por el suyo original, al considerársele coautor.

En el track número cuatro tenemos la primera aparición de la Bomb Squad a las producciones, que se encargan de la mitad de las instrumentales del disco con un total de seis. De todos los temas que producen, posiblemente el más destacado sea “Teenage Love”, escogido como primer single del álbum. Sobre un ritmo muy suave y cien por cien ochentero, Slick Rick habla del sabor amargo que provoca el primer desengaño amoroso y lo hace con mucha naturalidad y cercanía. Llama mucho la atención pensar que la cara B del single fuera justamente “Treat Her Like a Prostitute”; la canción llegó al número ocho de las listas de rap y contó con videoclip, donde, por cierto, aparecen Big Daddy Kane y una jovencísima Lil’ Kim.

La segunda canción de carácter muy cuestionable en el álbum es “Indian Girl (An Adult Story)”, en la que Slick habla de un encuentro sexual entre el coronel y político sureño Davy Crockett y una nativa americana. Si normalmente los temas de Slick Rick suelen incluir alguna moraleja, en esta ocasión resulta muy difícil averiguar si el MC está haciendo una crítica ácida al colonialismo, si es una burla o si, directamente, solo está contando una historia que se le ocurrió. Ricky es capaz de pasar de cero a cien en tan solo una canción y sorprender al oyente, y es lo que vuelve a hacer en “Mona Lisa”, producida por él mismo, donde habla de su encuentro en una pizzería con una chica de dudosa reputación que le gusta, hasta que aparece un amigo y le dice que no es buena influencia y que vayan a una fiesta donde estará su grupo de amigas, mujeres inteligentes y maduras.

Sin embargo, uno de los mejores temas del tipo del parche para el que escribe es “Hey Young World”. Ricky envía un mensaje positivo al oyente, sobre todo a los más jóvenes, invitándoles a ser respetuosos con los demás, sobre todo con sus padres, y a trabajar duro por sus sueños sin verse envueltos en crímenes y drogas. El tema serviría unos años más tarde de inspiración directa para Nas y su “The World Is Yours”. El propio Ricky vuelve a ejercer de productor, usando un sample de The Soul Searchers que sus vecinos Eric B. y Rakim habían usado tan solo un año antes para su “Paid In Full”. El disco termina con los temas “Teacher, Teacher” y “Lick The Balls”, donde Slick chulea sobre su estilo y superioridad al micro.


Master your high

“The Great Adventures of Slick Rick” ocupó el puesto número 1 en las listas de R&B/Hip Hop durante cinco semanas y se colocó en el número 31 en las listas Billboard generales. Público y prensa se quedaron prendados del estilo del inglés, incluso aquellos que lo consideraban un comediante más que un rapero y veían mucho infantilismo en su estilo admitieron estar enganchados a sus canciones. Con su acento característico y su capacidad para representar varios personajes en una misma canción con voces distintas, Slick Rick introdujo nuevos elementos en el Hip Hop. Desde su aparición en escena, su influencia no ha dejado de crecer, es más, se ha extendido más allá del Hip Hop hasta formar parte de la cultura popular. “La Di Da Di” es la quinta canción más sampleada de la historia de la música y puedes escuchar su impronta en canciones de artistas muy variopintos: Biggie, 2Pac, Beastie Boys, Miley Cyrus, Robbie Williams, Vengaboys, Miles Davis… la lista es interminable. En una entrevista para Rolling Stone, Questlove de los Roots dijo que la voz de Slick Rick es lo más bonito que le ha pasado nunca al Hip Hop y lo definió como el punto de partida para todo lo que vino después. Con una leyenda hablando así de otra leyenda, queda claro el respeto que se le tiene a Ricky D en el juego.

La década de los noventa no fue fácil para Slick Rick. Debido a un incidente con su primo y guardaespaldas de su madre, el MC fue condenado a varios años de cárcel. Esta condena combinada con el hecho de que no poseía nacionalidad estadounidense, sino británica, le puso en el punto de mira de la agencia de inmigración del país, que intentó deportarlo en más de una ocasión y por la cual fue enviado a prisión años más tarde tras su primera condena. No pudo respirar tranquilo del todo hasta el año 2008, cuando el gobernador de Nueva York ordenó que se detuviera cualquier maniobra para intentar deportar al MC, al considerarlo todo un ejemplo de rehabilitación y éxito para la comunidad.

A pesar de que su último disco date de 1999, el tipo del parche sigue siendo una figura incuestionable y goza del respeto de todo el mundo, algo que muy pocos pueden decir.
By Nico
Slick Rick - The Great Adventures of Slick Rick Slick Rick - The Great Adventures of Slick Rick Reviewed by Dave Bee Soulbrother on 19.2.18 Rating: 5

Recent