A Tribe Called Quest - People's Instinctive Travels and the Paths of Rhythm

El 17 de noviembre de 2016 sucedió algo con lo que muchos hip-hoppers habían soñado durante nada más y nada menos que 18 años: A Tribe Called Quest editaba nuevo disco y lo hacía con los cuatro integrantes originales del grupo. En una época en la que es habitual que bandas clásicas se reúnan para pasar por caja, muchos estábamos expectantes por ver qué podía deparar este nuevo álbum.

Pero para entender por qué es tan importante para la cultura Hip Hop y para la industria musical que ATCQ haya sacado nuevo disco en 2016, hemos de remontarnos al Nueva York de los años 80, cuando unos muchachos llamados Malik, Jarobi, Ali y Jonathan todavía no lo sabían, pero iban a dar lugar a uno de los grupos más influyentes de la historia del Hip Hop.

Comienzos: La fundación de la tribu

Jonathan y Malik, más conocidos como Q-Tip y Phife Dawg, eran mejores amigos de la infancia provenientes de Queens, Nueva York. A finales de los años 70 y principios de los 80 el Hip Hop vivía su primera época dorada, cuando cientos de jóvenes neoyorquinos empezaban a engancharse a este movimiento, y Tip y Phife se empaparon de eso desde el primer día. Phife era un gran aficionado a los deportes, sobre todo el baloncesto, y en las canchas del barrio conoció a Jarobi, con quien fue conectando y acabó presentándole a Q-Tip. Por su parte, Tip empezó a ir al instituto en Manhattan y allí conoció a Ali Shaheed Muhammad y a unos tipos que más tarde fundarían nada más y nada menos que un grupo llamado Jungle Brothers. Este combo de amistades culminó con la creación de una banda llamada Quest a secas, con Q-Tip como líder y Ali, Phife y Jarobi como escuderos.

Tip fue desde siempre un melómano empedernido, un coleccionista de discos en una búsqueda constante de material nuevo de todo tipo. Sin lugar a dudas, su apertura de miras y su forma de entender la música en general y el Hip Hop en particular hicieron de él un artista único y un visionario. Fue él quien se encargó, junto a Ali, de grabar las primeras demos que empezaron a llamar la atención de los promotores. Y cuando grabó una colaboración con Jungle Brothers para el tema “Black is black”, Afrika Baby Bam acabó rebautizando Quest como A Tribe Called Quest, un nombre largo y poco práctico de primeras, pero que ejemplificaba la onda que transmitían. Los Jungle Brothers ya tenían un nombre en la escena y ATCQ compartían la misma filosofía musical que ellos. Más tarde conocieron a De La Soul, con quienes también conectaron rápidamente. Tres grupos de Nueva York, distanciados del egotrip y la agresividad imperante en otras bandas de rap, explorando nuevas formas musicales con unas líricas diferentes y con un potente tono afrocentrista, ¿qué podía salir de ahí? Así nació el colectivo Native Tongues del que más tarde formarían parte muchos MC’s míticos.

La presencia de ATCQ en el movimiento iba siendo cada vez mayor y a principios de 1989 Geffen Records ofreció al grupo la posibilidad de grabar una demo de cinco temas, entre los cuales se encontraban "Description of a Fool", "I Left My Wallet in El Segundo" y "Can I Kick It?". La relación con Geffen no prosperó pero esto les sirvió para captar la atención de otras compañías discográficas y, tras sopesar las opciones, la tribu firmó su primer contrato discográfico con Jive Records. La cosa ya iba en serio, un clásico empezaba a gestarse: “People's Instinctive Travels and the Paths of Rhythm”.
Siguiendo los caminos del ritmo

El disco se publicó el 17 de abril de 1990 con un total de 14 temas, escritos íntegramente por Q-Tip y producidos en su mayoría por él mismo, sin olvidar la inestimable ayuda de Bob Power como ingeniero de sonido. El álbum abre con “Push it along”, una introducción del grupo que da una idea al oyente del rollo que llevan; conciencia afrocentrista, crítica ingeniosa, positividad y pasarlo bien (sobre todo lo último) son sus máximas. Le sigue “Luck of Lucien”, tema dedicado al rapero francés Lucien Revolucien, pionero del movimiento en Francia, sobre un sampleo del “Forty Days” de Billy Brooks. Uno de los elementos que hace de este álbum una obra maestra es la capacidad de Q-Tip tanto para centrarse en el tema más inesperado y exprimirlo inteligentemente como para dejarse llevar por la imaginación y crear líricas abstractas. Podemos verlo claramente en “After hours” y en “Footprints”, entrelazando historias fácilmente pero capaz de clavar frases que te dejan intentando adivinar qué quiere decir y, tanto si lo averiguas como si no, sabes que te gusta y te está haciendo darle al coco.

Algunos de los tracks que merecen mención aparte son, justamente, los que fueron escogidos como singles. El primero fue “I left my wallet in El Segundo” y no es de extrañar que muchos pensaran que ATCQ eran unos chiflados: Tip cuenta que su madre está un mes fuera de casa, va a pegar una vuelta en coche con Ali, se pierden, tiene que preguntar a un enano mexicano llamado Pedro dónde están, les indica que en El Segundo y en una estación de servicio Tip se olvida la cartera. Una verdadera locura sobre un sampleo de los Chambers Brothers y acompañada de un vídeo genial. En el 92 Norman Cook a.k.a. Fatboy Slim hizo un remix de la canción que más tarde daría lugar al famoso “A Milli” de Lil Wayne, por si te quedan dudas de lo lejos que llega la influencia de la tribu.

El segundo single del álbum fue “Bonita Applebum”, un tema en el que Tip confiesa su amor por una chica, y lo hace de tal forma que dejó boquiabierto a todo el mundo. Caballeroso, inocente, descarado, ingenioso; mientras N.W.A. hacía temas como “Just don’t bite it” y vocablos como hoe estaban a la orden del día, Q-Tip llama a esa chica cuyo trasero le vuelve loco Bonita Applebum y le dice cosas tipo You and me, hun, we're a match made in heaven/ I like to kiss ya where some brothers won't/ I like to tell ya things some brothers don't. En este tema Tip es capaz de fluir de un modo muy particular, sobre un colchón rítmico construido sobre sampleos de "Daylight" de RAMP, "Memory Band" de Rotary Connection y "Fool Yourself" de Little Feat.

El tercer y último single del disco fue “Can I kick it?”, un tema del que poco se puede decir que no se haya dicho ya. ¿Quién sería capaz de samplear a Lou Reed y crear un himno Hip Hop sino ATCQ? Solo ellos podían dar lugar a semejante canción, con un sistema de pregunta y respuesta totalmente vieja escuela.

“People's Instinctive Travels and the Paths of Rhythm” dejó más joyas dignas de estudio. En “Ham n’ Eggs” Tip y Phife hacen una oda a la dieta sana sampleando a Funkadelic y en “Pubic Enemy” Tip conciencia sobre la importancia de practicar sexo seguro, tras una intro del mítico DJ Red Alert. En “Youthful Expression” Tip se marca uno de los temas más serios si cabe, con frases como Afrocentric, I'm electric/ Socialistic and eccentric. Como buen álbum clásico, se reverencia la figura del DJ. Así, en el track “Mr. Muhammad”, la tribu dedica una canción a Ali. En "Rhythm (Devoted to the Art of Moving Butts)" Ali hace la intro destacando que una década nueva comienza en la música y que los Native Tongues están ahí para capitanearla. El álbum acaba con "Go Ahead in the Rain", un track con un carácter muy funky, y con “Description of a Fool”. Este último es un tema marca de la casa en el que el grupo describe y desprecia a tres tipos de idiotas: al que va de hustler, al maltratador que abusa de su pareja y al violento que va de machote. Qué mejor manera de acabar el disco.
Una nueva década, un estilo propio

Tip, Phife, Ali y Jarobi grabaron este álbum cuando aún no habían cumplido los 20 años. En él percibimos un elemento de pureza innegable, que atrapa. Se trata de unos chavales negros de Nueva York disfrutando y que quieren que el oyente disfrute con ellos, regalando positividad y concienciando sobre temas importantes como el SIDA, la violencia innecesaria o ser negro en Estados Unidos. ATCQ no tenían nada que ver con el gangsta rap que estaba imperando en California, pero tampoco con el rap crudo de sus vecinos Public Enemy. Pese a compartir posse y actitud, tampoco eran unos nuevos De La Soul; A Tribe Called Quest estaban forjando su propia leyenda.

Escuchando el disco y conociendo sobre el grupo, podemos ver que el título del álbum es, ni más ni menos, una perfecta descripción de lo que estaban haciendo en ese momento: viajar a través de sus percepciones, expresar sus inquietudes dejándose llevar por el ritmo. Una genialidad más de Q-Tip. A esto hemos de sumarle su estética, marcada por su discurso afrocentrista, que hizo que la mitad del país los tomara por unos frikis mientras que la otra flipaba. Black Thought lo definió muy acertadamente al decir que “de primeras llevaban unas pintas cuestionables, pero te dabas cuenta de que lo que hacían era muy serio; eran como los Miles Davis del Hip Hop, como que iban más avanzados que el resto”.

En lo comercial, el álbum no fue ni mucho menos un éxito y tardaría seis años en llegar a convertirse en disco de oro. La prensa musical le otorgó valoraciones muy diferentes; por ejemplo, Rolling Stone le auguraba un futuro poco prometedor a la banda con sus temáticas y tracks poco bailables. Por otra parte, The Source dio al disco una puntuación de cinco sobre cinco, convirtiéndose en el primer álbum en obtener semejante valoración. Lo que está claro es que el mensaje de ATCQ hizo mella en la gente y consiguió una base de fans muy sólida. Hoy en día no hay rapper que no reconozca la influencia de la banda en el desarrollo del Hip Hop, desde Pete Rock hasta Kanye West, pasando por Pharrell Williams, Outkast y hasta Kendrick Lamar.

Only you and me, hun, the love never dies

Como decíamos al inicio, en noviembre A Tribe Called Quest nos obsequiaba con un nuevo álbum, titulado “We Got It from Here... Thank You 4 Your Service”, 26 años después de la publicación de su primer LP. El disco se posicionó el primero de la lista Billboard 200 inmediatamente y la opinión es unánime: la esencia de la tribu sigue ahí y se trata de un discazo. En estos tiempos en los que la industria musical parece premiar más el márketing que el contenido, es una gran noticia ver que el público se rinde ante los mismos muchachos que irrumpieron en escena con unas pintas llamativas y letras conscientes.

Éste será el último disco de la formación, tras la muerte este año de Phife Dawg. Los problemas de salud que arrastraba desde hacía décadas se lo llevaron definitivamente en marzo, pero antes tuvo tiempo de arreglar su relación con Q-Tip y dejarnos este último álbum como legado. Así que si aún no lo has hecho, píllate estos discos y disfrútalos.

Larga vida a Phife Dawg, Q-Tip, Jarobi, Ali Shaheed. Larga vida a la tribu.
By Nico


A Tribe Called Quest - People's Instinctive Travels and the Paths of Rhythm A Tribe Called Quest - People's Instinctive Travels and the Paths of Rhythm Reviewed by Dave Bee Soulbrother on 2.1.17 Rating: 5

Recent